Blog de Viajes Sagrados, contenido sobre lugares de poder, reflexiones y practicas energeticas

Creando una Nueva Tierra desde las redes sociales

Las redes sociales han revolucionado el planeta. Todo ha cambiado, la forma de comunicarse en la actualidad dista mucho de lo que hace unos pocos años se realizaba. Llegar al otro lado del planeta es instantáneo, una forma de telepatía, puedo pensar en algo compartirlo y que miles de personas se relacionan conmigo.

Sin embargo, como toda herramienta tiene un contrapunto y su mal uso es un problema. Sirve para que la revolución del amor se expanda o puede perpetuar un sistema de creencias antiguo y anquilosado. Es decir la creación de un nuevo mundo se puede ir al traste por que utilizamos las nuevas herramientas con  patrones de un mundo antiguo y en decadencia. ¿A qué me refiero?

El enorme poder que da una red vasta de comunicación con el planeta, ha de ser equilibrado con un trabajo personal intenso y único. Estar todo el día en el mundo virtual, hace que nos desenraicemos y no anclemos claramente nuestra visión de un nuevo mundo en el aquí y en el ahora. Ya sabemos que es más sencillo vivir fuera que dentro de uno. Mientras navegamos nuestra mente se encuentra en un mundo mental lleno de inputs que nos desconecta de lo que nos trajo a este planeta: Vivir una vida plena conscientes de nuestro cuerpo, entorno y en armonía con ambos.

La tela de araña representa los caminos soñados para cada ser humano

Esto no significa que he de desconectarme para tener una vida plena (aunque ayuda mucho) . Vivir en un mundo paralelo no es el verdadero problema, porque es posible hacerlo con internet y sin él. La elección de tomarnos la pastilla roja o azul siempre ha estado presente en nuestra vida, lo que sucede es que es más sencillo desconectarse de la realidad, pero este problema no es lo externo, es decir la red,  el problema es el que se toma la pastilla (algo no resuelto que nos conduce a este comportamiento).

El mundo virtual es una herramienta maravillosa que bien utilizada amplia nuestra visión del mundo, a la vez que nos enriquece y facilita la vida. Sin embargo cuando no estamos enraizados, cuando la educación de su utilización no es fuerte puede ser un arma para dominar tu voluntad sin ni siquiera darte cuenta y creer en tu fuero interno que como actúas eres tú mismo.  No estamos enraizados cuando nuestra vida es complicada, cuando no vivimos en el presente, cuando estamos en la cabeza y no en el corazón, cuando la herramienta se vuelve necesidad , cuando dejamos al lado lo que antes no gustaba hacer y, sobretodo, cuando nos abandonamos.

Hay muchos intereses en que vivamos desenraizados, en que estemos conectados a corrientes que pueden parecer muy alternativas y que no son más que una manera de perpetuar el mundo tal como lo conocemos o empeorarlo.

Ante esto, ¿qué podemos hacer? es sencillo, tomarnos tiempos para nosotros mismos, en silencio y soledad, a la vez que cultivar amistades fuera de la faceta virtual, tiempos con amig@s, paseos por la naturaleza (el mayor conector del mundo) y enriquecer nuestra mente y corazón no solo con lo que ocurre en la red sino con lo que ocurre a nuestro alrededor.

También podemos crear y respetar una ética que nos ayude con el manejo de las redes sociales para que podamos utilizarlas de la manera más adecuada y que sirvan para nuestro crecimiento personal.

En los tiempos que corren, el intentar vivir más allá de nuestra vida se ha convertido en un hábito. Queremos que el día tenga 25 horas por que tendríamos más tiempo para hacer más cosas. Y es que recibimos mil impulsos para hacer, hacer, hacer, y muchos de ellos llegan del mundo virtual. Con lo que no cultivamos nuestra energía femenina, nuestro yin, y repercute en nuestra salud.

Una vez que gestionamos nuestra vida con equilibrio nos enraizamos y podemos comprometernos con lo que realizamos a través del mundo virtual.  Una forma de hacerlo es indagar sobre las informaciones que nos llegan antes de compartirlas. No todo lo que nos llega es verdad, y al compartirlo somos cómplices de quien ha lanzado ese bulo o lo que es lo mismo expandimos cierta energía en el planeta.  Inundar la red con cosas no contrastadas quita poder a las que si la tienen y desvirtúan el mensaje que queremos enviar.

Otras veces compartimos información sin firmar, o indicamos que es anónimo, sin preocuparnos de quien viene. Lo ideal es contrastar lo que compartimos y añadir quien realizó el texto, es una manera de agradecer a quien lo creó y de generar abundancia con nosotros mismos porque la ley del equilibrio se pone en marcha.

Este texto nace de una reflexión sobre llevar nuestra coherencia del mundo al mundo virtual. Porque podemos transformar el mundo o destruirlo con el simple hecho no “pensar” por no pensar….

 

Con muchísimo Amor

© Susana Ortega

www.viajessagrados.com

Nota: Este texto tiene un copyright, puedes compartirlo siempre y cuando lleve incluido la firma  de su autora, la fuente y esta nota.

(Fuente: https://viajessagrados.wordpress.com/2017/04/20/creando-una-nueva-tierra-desde-las-redes-sociales/)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 270,929 visitas
A %d blogueros les gusta esto: