Ponte al Día

Las emociones y las Flores de Bach. El TEMOR.

Si bien hay mucha literatura al respecto, hoy vamos a ver las flores de Bach para el TEMOR:

Cinco son los remedios de Bach para este grupo. En él, encontraremos flores para todo tipo de miedos.


CampoLa primera emoción que siente el hombre en la vida, es miedo. Miedo al nacer. Miedo a la vida. Toda nuestra vida está plagada de miedos, miedo a lo concreto, y miedo a lo desconocido, miedo al cambio, miedo al fracaso, que nos inmoviliza y disminuye nuestra calidad de vida. También miedo al éxito, una de las principales razones de nuestros fracasos y limitaciones.
El miedo a envejecer nace de los mitos sobre la vejez y de una serie de actitudes equivocadas, tanto de la gente mayor como de la sociedad en la que vive. El miedo en su origen, un mecanismo de defensa, que nos alerta ante situaciones peligrosas reales, pero que en nuestro modo de vida actual, realmente es casi innecesario, y que sin embargo, puede llegar a controlar nuestras vidas. El miedo ha sido definido como el “gran carcelero”, pues representa el estancamiento, ya que muchas veces impide dar el paso necesario.

Cada uno de nosotros, en mayor o menor grado, atravesamos alguna vez por este sentimiento. Incluso aquellos que creen no sufrir ningún tipo de miedo, ocultan de un modo inconsciente, algún temor. Conocer, desenmascarar, procesar y superar nuestros miedos es uno de los pasos más importantes en el camino de la auto-curación. Nos da coraje frente a la vida, y nos permite desarrollarnos mejor como adultos.El cambio es inevitable. Es parte de la vida. Venciendo el miedo el futuro puede ser maravilloso.

A continuación vamos a detallar cada tipo de soledad, para diferenciarlas claramente entre sí.

Aspen / Álamo Temblón

 “Para quienes sufren de temores vagos y desconocidos para los cuales no hay explicación ni razón. No obstante la persona puede estar aterrorizada por algo terrible que va a suceder y que no sabe qué será. Estos temores vagos e inexplicables pueden obsesionar de noche y de día. Las personas que los padecen a menudo temen contar su preocupación a los demás. “

 La emoción Aspen es en esencia un miedo que no puede ser explicado. Irracional y repentino en su forma de manifestarse y no se encuentra relacionado con las cosas de este mundo. Su objeto pertenece al orden de los desconocido, intangible, inconmensurable e inevitable. La conciencia siente como la llegada de un inminente desastre. A menudo está relacionado con pensamientos de muerte y religión y otros arquetipos del inconsciente colectivo. Es el temor que pone la “carne de gallina” o los “pelos de punta” por algo que se adivina pero ni se ve ni se oye.

 Esta situación puede manifestarse durante el sueño en forma de sonambulismo, pesadillas, diálogos en voz alta. Por eso muchas personas Aspen tienen un miedo-pánico a la oscuridad que no pueden explicarse. La personalidad Aspen destaca por su extremada sensibilidad al captar ambientes cargados negativamente y tiende a huir de ellos. Muchas veces Aspen se inquieta por la percepción de una presencia invisible alrededor de ellos. Aspen no es nada proclive a participar a los demás de sus temores o presagios, en gran medida para evitar la incredulidad y el ridículo. Miedo a ser castigado por fuerzas sobrenaturales, alucinaciones y paranoia religiosa o mística.

 Características psicosomáticas: Angustia, sonambulismo, pesadillas, sudoración, pensamientos torturantes y apocalípticos, tic nervioso, escalofríos, temblores, insomnio, dolor de cabeza, tensión en los ojos, nerviosismo.

 En el plano espiritual esta flor tiene que ver con las personas que de algún modo están en contacto con lo externo, lo desconocido, los planos sutiles para el ser humano, pero que no se atreven a hacerlo consciente. Temen dar el salto a lo desconocido. Es el temor a la muerte espiritual, símil en cierto modo de la muerte física.

 Red Chestnut / Castaño Rojo

 “Para aquellos que no pueden dejar de preocuparse por los demás. Frecuentemente son personas que han dejado de preocuparse por ellas mismas, pero sufren mucho por sus seres queridos, a menudo pensando por adelantado que les va a ocurrir alguna desgracia.”

 En estas personalidades existe una preocupación excesiva por la seguridad de otros, pero no por uno mismo, lo que a menudo lleva a vivir la vida del otro como si fuera la propia. Cuando se espera a un ser querido y ocurre algún retraso se disparan el miedo y la ansiedad en la creencia de que ha podido ocurrir algún percance; el típico caso es el de los padres que no pueden dormir hasta que vuelven a casa sus hijos adolescentes. También es indicativo de estas personalidades el temor a que detrás de un síntoma banal se esconda una grave enfermedad (siempre en seres queridos). Los padres Red Chestnut no han podido cortar del todo el cordón umbilical de sus hijos, no dándose cuenta de que coartando su libertad no favorecen la evolución de los mismos como entes autónomos. Ignoran que con su ansiedad y excesiva preocupación por los otros, no sólo se dañan a sí mismos, sino también a aquellos por los que se preocupan.

 Características psicosomáticas: El exceso de preocupación-ansiedad por otros puede acarrear momentáneamente dolores de cabeza, mala circulación, problemas de estómago, que pueden hacer crisis cuando la simbiosis entre la persona que preocupa y el que recibe la preocupación se acentúa. Las zonas corporales más delicadas son las piernas, los tobillos, pies e intestino, delicado sistema circulatorio y arterias. Espiritualmente, la personalidad Red Chestnut ha perdido el verdadero punto de evolución y se ha quedado estancada en la parte emocional evidenciando un exceso de apego. Su miedo profundo, que por otro lado permanece oculto, es el temor a hacerse cargo de ellos mismos: Es entonces cuando el mecanismo de defensa que se adopta, a fin de disimularlo, es hacerse cargo de los otros y postergar así indefinidamente el tener que enfrentarse a su verdadera realidad.

CherryPlum / Cerasifera

“Para los que temen que la mente esté excesivamente tensionada. Que temen perder la razón, hacer cosas horribles y espantosas que no se desean, que se saben incorrectas y, sin embargo, aparecen el pensamiento y el impulso de hacerlas”.

 CherryPlum está relacionado con el arquetipo de la “sombra” lo negado, lo rechazado de nosotros mismos. La función de la sombra es también la de dar cuenta de los instintos innatos y mecanismos de defensa que el ser humano adopta para sobrevivir. Estas tendencias primitivas están asociadas con los mecanismos de adaptación, que la especie humana utilizó en su proceso de evolución. En el estado CherryPlum negativo la mente ha sido sometida a una tensión exagerada en la que la angustia, la tortura mental o física y la desesperación han sido una constante. El miedo está producido, porque la mente es consciente de que no va a poder resistir esta situación por mucho más tiempo y que el autocontrol es de una gran precariedad.

Muchas veces, la tensión presente en CherryPlum no llega a exteriorizarse y discurre en planos subconscientes. Nos podemos encontrar así ante una persona generalmente joven, que irradia una calma forzada, una tensa distracción, expresión rígida, ojos muy abiertos y poco parpadeo. En los niños el estado CherryPlum negativo puede darse como repentinos e incontrolables accesos de ira, en los que se arrojan por el suelo o dan cabezazos contra la pared, rompen objetos, etc

 Características psicosomáticas: Agitación física. Ojos que miran fijos. A veces se exaltan mucho con voz extraña que puede ser incontrolada, temblorosa o totalmente una conversación obsesiva repitiendo un tema. Cualquier síntoma que suponga una pérdida de control tales como: Bulimia y anorexia. Obesidad, alcoholismo, ludopatía, tabaquismo, drogas, represión o desenfreno sexual. El aspecto positivo de CherryPlum se encuentra en el coraje calmo y callado y la resistencia del prisionero de guerra que, bajo tortura física y mental no pierde sus fuerzas.En el estado CherryPlum negativo, la personalidad se ha apartado totalmente de la conducción del Ser Superior.

Rock Rose / Heliantemo

“Es el remedio de emergencia para las cosas en que parece ya no haber esperanza. En accidentes o enfermedades repentinas, o cuando su condición es lo suficientemente grave como para causar gran temor a quienes lo rodean. Si el enfermo aún está consciente se le puede humedecer los labios con el remedio y agregar otros que se consideren necesarios, como por ejemplo Clematis, si hay inconsciencia, es decir un estado de sueño profundo. Agrimony si hay tortura mental, y así sucesivamente. ”

 Nos enfrenta con la idea de la muerte, la propia y la ajena. La otra cara de esta imagen arquetípica es el coraje y la valentía. Es la flor para los estados extremos, en situaciones de emergencia donde predomina el terror/pánico. En casos de accidentes, catástrofes, un robo, ataque violento donde lo principal es el miedo extremo. Representa un estado pasajero, aunque tiene una vertiente caracterológica. Aunque de esta faceta, existe poca literatura acerca de esta flor, se trataría de personas de sistema nervioso muy delicado y muy inestable en el aspecto vegetativo siendo propensas a palpitaciones, diarreas, mareos, vómitos, escalofríos, etc. Se los considera también inestables. No emanan necesariamente temor extremo pero, sin embargo, suelen reaccionar con un sobresalto desproporcionado ante un pequeño estímulo como una mano que los toca por la espalda mientras están absortos, un susto, o un ruido.

 Tendencias psicosomáticas: Este estado puede llevar a parálisis momentánea de la musculatura o a un bloqueo sensitivo como ceguera, sordera o pérdida del habla, también momentáneo, cuadros de manifestaciones vegetativas: taquicardia, exceso de traspiración, disnea, descontrol de esfínteres, enfermedades psiquiátricas: psicosis, ataque de pánico, esquizofrenia, paranoia, etc. alucinaciones causadas por drogas, estados de alerta con ansiedad y angustia, fobias agudas, insomnio y alteraciones del sueño.

Mímulus / Mimulo

“Para el miedo a las cosas de este mundo, tales como la enfermedad; el dolor, los accidentes, la pobreza, la oscuridad, la soledad, las desgracias. Los temores de la vida cotidiana. Estas personas soportan en silencio y secretamente sus miedos, sin hablarlos libremente con los demás.”

 Mimulus está representado por el arquetipo ” miedo primario” o fobias. La primera emoción que enfrenta el ser humano al nacer es el miedo. El mundo exterior le aparece como amenazante, hostil y agresivo. Ha perdido la protección que sentía en el útero materno para enfrentarse a los obstáculos que le ofrece la vida y sabe que debe sortearlos correctamente como pruebas de supervivencia. Y esta huella le permitirá prever en el futuro los peligros. Pero según como haya vivido la forma como atraviese el trauma de la angustia del nacimiento y el temor de morir, será cómo se podrá enfrentar luego con las vicisitudes de la vida.

 Esta flor actúa en todos los seres que tienen miedos concretos. La característica principal es que el miedo se produce ante hechos que pueden ser claramente definidos, habiendo una relación directa causa-efecto evidente. El bloqueo energético que se produce en el estado Mimulus negativo y cuyo síntoma visible es el miedo, representa en realidad la separación de la personalidad del Ser Superior y por lo tanto de la serenidad y seguridad que supone el sentirse parte de un todo integrado. Generalmente la personalidad Mimulus se ruboriza frecuentemente, es callada y no comunica sus miedos, tendiendo más bien a ocultarlos. Esta flor es muy importante en la infancia, donde los miedos están presentes a menudo, lo que puede representar una limitación importante en el desarrollo del niño. Los bebés Mimulus se sobresaltan fácilmente y suelen llorar sin causa aparente por la mañana al despertarse. Muchos niños que se orinan en la cama son Mimulus.

 Tendencias psicosomáticas. Gente muy sensible psicológica y físicamente, tímidos, vergonzosos, tendencia clara al tartamudeo, sudoración y se ruborizan con facilidad. Suelen ser de apariencia frágil y siempre parecen necesitar protección. Tendencia a pecho hundido y a inclinación hacia adelante (cifosis postural). Extreman mucho los cuidados en la convalecencia. Son hipersensibles a los ruidos, frío y otros estímulos sensoriales, y enferman cuando deben afrontar situaciones que les asustan. Su timidez los lleva a pasar del silencio a la locuacidad exagerada.

// //

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 236,727 visitas
A %d blogueros les gusta esto: