Ponte al Día

EL OLOR DE YULE

¿A qué huele el solsticio de invierno?. Puede que si alguien nos hiciera esta pregunta, cada uno evocaría un olor en su memoria, un olor que trae recuerdos de la infancia, las rosquillas de la abuela, el pavo en el horno, el humo de las chimeneas.

AromadehadaPero seguramente hay olores en los que coincidiríamos, olores que durante esta fecha del año están en la naturaleza, en las casas, hasta en los centros comerciales… cuando se acerca el solsticio, cuando se acerca Yule, o Navidad (llámalo como quieras); el aire huele a canela… naranja… abeto…. Y sin darnos ni cuenta…. Nuestro estado emocional cambia.

Cuando nuestro sentido del olfato detecta un olor, provoca una reacción en nuestro cuerpo, es una reacción física que afecta primero a las glándulas olfativas y de ahí pasa a distintas partes del cerebro, provocando recuerdos, emociones….. La mayoría de las veces no somos conscientes de estas reacciones, no prestamos atención, pero cada vez que percibimos un olor, algo sucede en nuestro interior.

Veamos pues a qué huele Yule, y que nos provocan esos aromas a nivel emocional y energético.

Canela: Su especiado y cálido olor, nos transporta a tierras muy lejanas, donde ha sido utilizada medicinalmente desde tiempos ancestrales. Hoy no vamos a entrar en sus cualidades físicas, pero sí en lo que hace en nuestro alma. Estimula nuestra creatividad y nos ayuda a volar al mundo de la fantasía y la ilusión a la vez que calma nuestro sistema nervioso. Le da calidez a nuestras emociones y hace aflorar la humildad en nuestro corazón. Energéticamente, activa nuestro segundo chakra.

Abeto: Ese olor fresco y penetrante del abeto es capaz de limpiar y purificar  tu aura  a la vez que eleva tus vibraciones restaurando la energía. Pon unas gotas de aceite esencial de Abeto en tus muñecas y te ayudará a combatir la depresión y a que la pasión por la vida y la alegría regresen a ti. Se corresponde con el chakra corazón.

Naranja: Su aroma cítrico inunda nuestro alma de paz y tranquilidad mientras nos inyecta alegría y felicidad. Nos da valor y nos ayuda a buscar nuevos comienzos. Está conectado con el segundo chakra.

Realmente los olores del Solsticio evocan su energía, nos invitan a vivir este momento de la rueda del año de una manera consciente, dándonos cuenta de que todo está conectado. Estos aromas te invitan a vivir Yule sintiendo su energía real, la de la alegría, la creatividad y con el corazón abierto a recibir el renacimiento de la luz.

Ana Belen Domingo

Clasificado en:Fechas mágicas, Mitología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 236,727 visitas
A %d blogueros les gusta esto: