Ponte al Día

LA NO-MEDITACIÓN

Mente Plena es un método inusual para alcanzar la consciencia plena sin tener que meditar.

Para muchas personas supone un antes y un después, porque proporciona una experiencia directa de un estado de consciencia más elevado en el que la mente se calla y tiene lugar a una percepción de la realidad distinta a la habitual.

Quienes lo hemos experimentado hablamos de ello con gran sorpresa, por haber descubierto un atajo directo a un estado de consciencia que normalmente sólo se alcanza tras años de disciplinada práctica.

Además de la sorpresa de la experiencia en sí, resulta muy llamativa la forma de alcanzar esa experiencia, pues tiene lugar mediante un simple diálogo con nuestras voces interiores en un taller de poco más de dos horas.

 ORIGEN

Mente Plena es una adaptación del método Big Mind del norteamericano Dennis Merzel (nombre budista Genpo Roshi), que a su vez es una adaptación del Diálogo de Voces de los psicólogos Hal y Sidra Stone.

Según Ken Wilber (a quien llaman el Einstein de la consciencia), Big Mind es el mayor descubrimiento en el budismo de los últimos 200 años. Y Genpo Roshi afirma que propicia una primera experiencia de totalidad, para la que normalmente se necesitaba practicar durante diez años en el seno de la tradición zen.

A mi juicio, el carácter mestizo entre Oriente y Occidente es la mejor baza de Mente Plena, puesto que emplea herramientas psicológicas occidentales con las que nos sentimos cómodos, a un ámbito tradicionalmente oriental, como es el de la Consciencia Pura.

 CUALIDADES

El método resulta ideal para personas no iniciadas en ámbitos espirituales, por la siguientes razones:

– Es un método básicamente lúdico. Se plantea como un juego con nuestras voces interiores, y eso permite un estado de distensión que facilita el salto a un estado más profundo y lúcido.

– Es un método integrador, porque no plantea una confrontación a nuestros egos. Al contrario, nos permite reconciliarnos con nuestros egos y darles su justo lugar.

No requiere ninguna capacidad especial de concentración ni de control mental. El único requisito es una mente abierta dispuesta a jugar a ser algo distinto a lo que creemos ser.

No necesita ninguna creencia (ni la inculca) ni ningún conocimiento previo. Al revés, el método deja espacio a los escépticos, porque se centra únicamente en la experiencia.

 DINÁMICA DEL TALLER

Resulta más complicado explicar el taller que realizarlo, porque como ya he mencionado, es básicamente un juego en el que adoptamos diversos roles.

Consta de tres partes:

  1. La dinámica se inicia con un diálogo con nuestras subpersonalidades (nuestras voces interiores, que pueden tener opiniones enfrentadas), lo cual ya supone un interesante proceso de autoindagación con el que descubrir dinámicas clave de nuestra personalidad.
  2. En una segunda parte, tras la perspectiva ganada con el descubrimiento de nuestras subpersonalidades, hacemos aflorar un yo más profundo. Una vez en ubicados en él, nos desvelará sin esfuerzo un estado de conciencia pleno. Y desde él exploramos diversas suprapersonalidades para familiarizarnos con esta nueva perspectiva transpersonal.
  3. La tercera parte del taller supone una reunificación de todas las sub- y suprapersonalidades en una única, y la extracción de conclusiones de la experiencia.

 BENEFICIOS

Con Mente Plena conseguimos:

Familiarizarnos con  las voces interiores que tiñen nuestra percepción de la realidad. Es decir, saber de qué pie cojeamos, para identificar nuestro sesgo y no caer en él tan frecuentemente.

Reconocer la función que desempeñan nuestras subpersonalidades. Cuando entendemos que están a nuestro servicio, conseguimos aceptarlas.

– Al aceptar nuestras voces internas, las integramos. Y con ello conseguimos que “se callen”.

– Al silenciarse las voces las trascendemos, y eso nos permite instalarnos en la consciencia plena para experimentarla con lucidez.

– Por último, para no sentirnos desligados de nuestro modo de percepción ordinario, integramos nuestro yo cotidiano y nuestro yo trascendente en uno único.

 CLAVES DE MENTE PLENA

Quizá lo único complicado del taller sea entender cómo se puede llegar a experimentar la consciencia plena simplemente dando voz a nuestras personalidades internas. Pero quien conoce ya algunos métodos de crecimiento personal habrá observado que las grandes llaves para experimentar la plenitud son precisamente la atención y la aceptación.

Todas las tradiciones místicas llegan a la conclusión de que no hay nada temible dentro de nosotros, y que si prestamos atención nuestros pensamientos y sentimientos sin juzgarlos, pierden su dominio sobre nosotros, y permiten que surja un yo más profundo.

 TESTIMONIOS

Como facilitador, guardo en mi memoria algunas de las declaraciones de personas que han asistido al taller:

“Por primera vez en mi vida, he conseguido relajarme”.

“Es lo mejor que me ha pasado”.

“Yo no sabía que ya estábamos iluminados”.

Os animo a experimentarlo por vosotros mismos. Puede que lo que más os sorprenda sea no entender por qué este método no es más conocido…

Gabriel Magma

www.menteplena.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 236,727 visitas
A %d blogueros les gusta esto: