Ponte al Día

MONTSERRAT, el sentir de una montaña sagrada

Las formas de Montserrat destacan en un horizonte donde ninguna otra montaña le hace competencia y aunque no es muy alta, según te acercas a ella, vas sintiendo que es un lugar importante. Sus formas te hablan sobre belleza,  potencia y  comunión con algo más.

 Montserrat es conocido como parte del chackra corazón de la tierra; mientras Glastonbury es el chakra corazón a nivel inspiracional, Montserrat formaría parte del mismo a nivel creativo. Ante nosotros una puerta de amor incondicional en forma de creación. Glastonbury inspira y Montserrat crea (el nivel estructural del chakra corazón esta en Berlín en la puerta de Brademburgo).

 A nivel península ibérica, encontramos que Montserrat es un primer chakra, un chakra que nos enraiza en este mundo, pero más allá de esto nos conecta con mundos superiores y más sutiles, pudiendo ser parte de la entrada a muchos de éstos otros mundos. – En Montserrat se han visto muchos avistamientos de ovnis e historias muy extrañas de luces se cuentan de la montaña. Todos los once de cada mes hay reuniones de personas para contactos extraterrestres.

 Algunos creen que estos “contactos” no serían con seres extraterrestres sino que se conectarían con seres intraterrenos que habitarían la ciudad de Montrat. Cuando nos hablan de una tierra hueca, nos indican que hay ciudades en su interior que están intercomunicadas, una de ellas sería Montrat debajo del Montserrat, al igual que Telos estaría en debajo de la montaña de Shasta. La Montaña de Montserrat esta por muchas partas hueca y existen grandes cuevas que podrían acercarte a los misterios de la tierra.

 A un nivel psicológico,  la Montaña tiene en si mismo el arquetipo natural del buscador o aventurero en la búsqueda muchas veces de lo sagrado, que se produce a través de su ascensión. El contacto con sus formas, el caminar por sus senderos, sentir su magnetismo,  hace que el aura se limpie y se expanda, acercandote a la conexión de los sagrado.

 Muchos ermitaños se han retirado a este lugar desde tiempos inmemoriales. La búsqueda interior o autoconocimiento y la conexión con lo sublime les trajeron hasta aquí por que sabían que en Montserrat era posible.

 Montserrat es considerada especial desde mucho tiempo a tras, lugar de celebración de cultos ancestrales, siempre ha estado unida de alguna manera con lo sagrado.

 Acercándonos en el tiempo encontramos buscadores que han unido su búsqueda personal a la esencia de esta montaña, Ignacio de Loyola tuvo aquí su visión personal o iniciación y morar la montaña le sirvió como preparación de sus ejercicios espirituales.

 “El ser humano sólo puede encontrar paz y felicidad en su propio Montserrat”. Así Goethe une Montserrat a la búsqueda del grial, algunos incluso creen que sería la montaña del Castillo del Grial de Wolfram von Eschenbach, donde encontraríamos disputas con otros que encuentran este castillo en Montsegur. Sea como sea es importante esta relación pues es justamente lo que encontraremos en la montaña, la conexión con nuestro propio interior.

La forma de la montaña, el monasterio benedictino, la energía magnética que la envuelve, la geología que posee, las pruebas de telepatía realizadas… todo nos acerca a un “algo más”.

 La virgen venerada en Montserrat es negra. Los cultos a vírgenes negras aparecen en Europa (sobretodo en Francia y España) en los siglos XII y XIII, su conexión a organizaciones con algún carácter esotérico atribuido (templarios) parece muy importante; algunos estudian la posibilidad que fuera conocimiento recuperado de las incursiones en Oriente que hicieron, o reflejo de su paso por Egipto, uniendo la virgen negra con la mismísima ISIS y sus antiguos cultos. Isis, la gran hechicera, la diosa de tez negra y que por nacimiento fue mas antigua que su propia madre

 Los lugares donde se han encontrado vírgenes negras están conectados con emplazamientos de antiguos cultos celtas: Su simbología parece estar ligada a la conexión de lo femenino perdido en el cristianismo que toma fuerza a través de símbolos permitidos que cuidan de expresar un conocimiento “oculto” para su supervivencia.

 La negrura de la Virgen, nos mostraría la sabiduría misma, pero casi todos los santuarios están dedicados a la fecundidad.

 Montserrat tiene un dicho en Cataluña, “Qui no es casa a MONTSERRAT no és ben casat” (Quien no se casa en MONTSERRAT no es bien casado). No nos está hablando de la fecundidad en sí, pero si del paso previo a la misma. En Cataluña otra virgen negra es conocida como la procuradora de  fecundidad, la virgen negra de Núria.

 Pero volvamos a Montserrat ¿como un símbolo masculino como es una Montaña se conecta con lo femenino representado por la virgen?, el arquetipo masculino de la acción nos atrapa en una conexión de algo más. La ascensión de la montaña nos centra en la búsqueda de una receptividad (femenina) que nos es otorgada por el simple hecho de estar allá.

 Si encaminas tus pasos a este  lugar, no te olvides de visitar a la virgen, de sentir la montaña, pero lo mas importante, camina por ella y haz que toda su energía te envuelva para que el camino de búsqueda interna te haga acceder a los reinos sutiles, magnéticos o multidimensionales que la Montaña abrirá ante ti.

 Susana Ortega

www.viajessagados.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 236,727 visitas
A %d blogueros les gusta esto: