Blog de Viajes Sagrados, contenido sobre lugares de poder, reflexiones y practicas energeticas

Un recorrido en el tiempo por las tradiciones del solsticio de invierno…

En la actualidad pocos nos escapamos de conocer algo o bastante la navidad cristiana, donde se conmemora la venida de Jesús, pero si nos vamos atrás en el tiempo…¿de donde bebe esta maravillosa fiesta/celebración? y ¿por que justamente se celebra en los alrededores del solsticio de invierno?.

Para los cristianos, la venida de Jesús, es una de las celebraciones mayores. Pues con el hijo de Dios hecho hombre conmemoran la salvación, el fin de una era y el comienzo de otras, pudiendo significar el fin de las tinieblas, con lo que que mejor momento para que Jesús naciera que en los alrededores de la noche más larga del año.

El cristianismo primitivo de los siglos III y IV, cuando el cristianismo empezó a ser tolerado por el imperio romano, asimila su fiesta a una romana que durante estos siglos era efectuada por los romanos. Hemos de decir que con la cristianización del imperio romano, es decir, cuando el cristianismo se convirtió en la religión del imperio, las fiestas se asimilaron, y al igual que el impero romano asimiló fiestas de los pueblos paganos, en este momento el cristianismo adopto las fechas que el imperio ya tenía marcadas.

El festival del Dios Sol Invictus ( “el Sol jamás derrotado”), fue un título religioso aplicado al menos a tres divinidades más tarde durante el Imperio romano, el Gabal, Mitras y el Sol. El festival era celebrado por los romanos el 25 de diciembre, siendo el primer día se empieza a notar como los dias empezaban a aumentar, puesto que el solsticio de invierno marca 6 días donde hay un estancamiento solar aparente, aunque no real.

Este festival romano venía de una tradición más antigua romana, las saturnalias, que originalmente fue celebrado por los Griegos, como el festival de Cronos.

La saturnalia, era una gran fiesta dedicada al Dios Saturno, que se iniciaba el 17 de Diciembre y solía durar hasta el 23 de Diciembre. Esta fiesta era seguida por muchos romanos, existían ritos públicos y celebraciones privadas. Los escolares tenían vacaciones y se entregaban regalos. Se permitía a todos jugar, incluso a los esclavos, pudiendo estos burlar a sus amos, pues en estos momentos estaban exentos de ser castigados. Según fue cogiendo popularidad la fiesta, esta fue volviéndose mas “loca” y eran posibles mayores las extravagancias. Con el solsticio se marca la entrada en el signo de Capricornio, regentado por el Dios Saturno. Con esta fiesta se marcaba el final del jolgorio y el inicio del trabajo, pues como se sabe, Capricornio es un signo trabajador, a la vez que el que asegura conseguir lo perseguido. Con lo que que mejor que una gran y desbordante fiesta para marcar los inicios de un nuevo tiempo.

Los paganos actuales, como movimientos neodruidas, beben su filosofía de una mas ancestral que los romanos, los pueblos celtieuropeos,. Estos pueblos no dejaron por escrito sus tradiciones, pero sabemos de ellos por literatura posteriores, así como por los mismos griegos y romanos. Según Mark Rosher, portavoz de la red druida. “El invierno es una época sagrada para nosotros porque es cuando le damos la bienvenida a la oscuridad y celebramos lo que comúnmente se conoce como el fuego generador de todo”. Lo que se inició en Samain a finales de Octubre, culmina el mismo solsticio donde según sus palabras “agradecemos el renacimiento de la luz, el primer susurro de la posibilidad de otro ciclo de cultivo, la primera luz que manifiesta el alargamiento de los días”.

Pero no solamente tenemos estas celebraciones en el solsticio de invierno, existen muchas mas, os dejamos los datos de dos mas, para ampliar un poquito el enfoque de este artículo.

En el siglo XII en rusia, los esclavos de la zona oriental, adoraron a la Diosa madre de invierno Rozhnitsa, otorgandoles ofrendas como miel, pan y queso. La Diosa de invierno era representada en bordados de colores brillantes y su fiesta se celebraba a finales de diciembre. Algunas mujeres rusas conmemoran estas tradiciones en el siglo XX, haciendo galletas blancas con figura de mujer, en honor a la Diosa invernal.

Derivado de un festival pre-zoroastrico, en el antiguo imperio iraní del segundo milenio antes de Cristo, Shab el chelleh, se celebraba la víspera del primer día de invierno. Yalda ( festival irani, tras la noche mas larga), conmemora que Mitra ( Dios de la luz Solar) nació a final de esta noche después de la larga espera de la derrota de la oscuridad contra la luz. Solía ser la costumbre de permanecer despiertos hasta el amanecer en la noche de Yalda para comer, beber, escuchar cuentos y poemas. Si nos damos cuenta Mitra es el Dios Romano de la celebración del Sol Invictus, con lo que este antiguo Dios persa fue uno de los Dioses asimilados por los romanos en sus tradiciones.

Os deseamos a todos un feliz Solsticio de invierno, sabiendo que la Luz sobrevive siempre a las tinieblas.

© Susana Ortega

http://www.viajessagrados.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 304,264 visitas
A %d blogueros les gusta esto: