Ponte al Día

La Magia del Momento…

 Hemos entrado en el mes de Diciembre, y ya hemos visto las hojas de los árboles cayendo sobre el camino, el sol cada vez más bajo, como con menos intensidad y la vivencia de días cada vez más cortos. Poco a poco, nos vamos mimetizándonos con GAIA para poder llegar a la noche más larga, con ella interiorizamos, llegamos a lo profundo, al Gran Misterio.

En la noche, mirando las estrellas, esperando el nacimiento del nuevo sol, sintonizamos nuestro corazón con el renacimiento de la luz, sabiendo que el sol retorna, pues a partir de esta noche, la más larga del año, tras haber encendido nuestro corazón, la luz no nos ha abandonado sino que vuelve, nos alumbra e ilumina y permite que el devenir continuo siga su curso, su ritmo y nosotros descubramos un nuevo sol.

Poco a poco nos acercamos a una fecha mágica. Como cada año, se abrirá una gran puerta y lo celebraremos, disfrutando con amigos y permitiendo que el sol llegue hasta nuestro interior más profundo. Recordando el adagio “vemos lo que somos”, para ser parte de la esperanza de la nueva luz que se celebra, solo hay que iluminar con la luz de nuestro interior, para ver ésta en el exterior.

En torno al solsticio de invierno, muchas antiguas y no tan antiguas celebraciones tenían lugar, festejando este victorioso dia. Todos conocemos la navidad, pero en la misma fecha los griegos celebraban el “recordatorio de Cronos”, en los mismos días que los romanos celebraron las saturninas, evolucionando a lo que se conocería como la fiesta del “sol invictus”, en el que basarían los cristianos para tomar su fecha central. En estas fechas los antiguos paganos celebraban Yule y donde los neodruidas celebraron y celebran, el Alban Arthuan. Pero el solsticio de invierno no es sólo celebrado por celtas, griegos, romanos, o cristianos, es una gran celebración que se ha estado celebrando por miles de años en la tierra, por su gran significado, fuerza y simbolismo. (Hemos hecho un artículo aparte en exclusiva sobre las antiguas celebraciones, por si os interesa el tema a alguno)

¿Que es lo que realmente se celebra?, ¿que simbolismo representa? El simbolismo general en el que coinciden casi todas las celebraciones en este momento el hemisferio norte, es nacimiento, esperanza, felicidad y alegría. Se festeja el re-nacimiento del sol, simbolizado en el hijo de la Diosa, o como relata una antigua leyenda, mediante la batalla entre el rey acebo y el rey roble. En este momento todo el mundo se quedaba despierto esta noche, esperando el renacimiento de la luz, pues temían que el Rey Roble perdiera la batalla contra el Acebo, así las ceremonias se realizaban para ayudar al rey en su lucha y cuando amanecía y el Sol había ganado la lucha, dando por seguro que el ciclo continuaría, se daba las gracias y festejaba, llenando todo de alegría y felicidad.

Si nos fijamos nada más en el ser humano y en lo que sentimos, nos damos cuenta que llegamos a un punto clave en el año, representado por la noche más larga, nos encontramos con el frío estacional, con la sensación de cansancio corporal. Con lo que necesariamente buscamos una excusa para reunirnos y saber que no va a ir a peor. Pues aunque empiece lo que llamamos invierno, realmente recordamos que la noche es la más larga y que esta se acaba.

Al celebrar que la época en la que la luz es cada vez menor se acaba, nos hacemos una pequeña terapia, pues es una forma de reiniciar nuestro reloj interno, de un querer que todo vaya hacia delante, en el momento que todo puede parecer más parado, pues en los días anteriores a la celebración, parece como si el sol no se moviera, como si tuviéramos que darle un empujón. Nosotros pareceríamos estancados, pero no es cierto, todo continua, toda actividad aunque sea ralentizada y todo sigue adelante, en el devenir continuo de esta maravillosa vida.

Es el momento en el que la tierra parece totalmente quieta, cuando la nieve cubre la superficie y GAIA parece parada, con un latido mínimo, aletargada en el momento, es cuando sabemos que existe la Esperanza.

La nieve no solo cubre y ralentiza nuestra amada tierra, sino que la protege con su manto, ocultando sus misterios, para que más adelante, en la época del deshielo todo pueda de nuevo salir a la luz, y con los rayos del sol mas fuertes, pueda florecer de nuestro interior todo aquello que deseamos, para que podamos prepararnos para el crecimiento posterior.

Como sabemos cuando crecemos, hay partes que quedan atrás, dejamos de ser lo que éramos y algo se rompe, no en vano el crecimiento físico produce rasgaduras, existiendo una sensación de rompimiento para que pueda salir fuera lo que se ha gestado dentro.

Como todo esto realmente ocurre, entonces debemos de tener fuerza y haber alimentado bien nuestro ser, pues si en la rueda de este año 2012 queremos “crecer” espiritualmente, tendremos que “romper” barreras, sentir más profundo y necesitaremos la energía extra que nos da la luz de la primavera y el verano.

Ahora es el momento de saber que estamos protegidos, mimados y queridos. Es el momento para compartir con los demás la celebración que la gran oscuridad termina, sin olvidarnos de nosotros mismos. Para que cuando salgamos a la gran luz, todas nuestras esperanzas sean cumplidas.

Recuerda, es el momento para los grandes sueños, los cuales más adelante, haremos seguro realidad.

Feliz Yule!!!, Feliz Navidad!!

©Susana Ortega

http://www.viajessagrados.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 236,727 visitas
A %d blogueros les gusta esto: