Blog de Viajes Sagrados, contenido sobre lugares de poder, reflexiones y practicas energeticas

Hawai, un Paraíso en la Tierra.

Hace ya unos años presencié un seminario del Doctor Len en España. En él explicaba la antigua técnica del ho’oponopono, que provenía de la ancestral tradición hawaiana. En un momento del seminario, el Dr. Len empezó a hablar de Hawai y de la fuerza de su tierra y de su agua, el poder de sus volcanes y cómo los cuatro elementos están potenciados en esta tierra.  En ese instante mi mente empezó a evocar el misticismo de Hawai.

Siempre pensé que las paradisíacas playas de Hawai no tenían mucho que ver con lo sagrado, así que comencé a estudiar sobre sus tradiciones, sus secretos, su misticismo, sus Dioses y su aroma de Sacro comenzó a fluir y a irrumpir cada vez más en mi vida.

Como siempre, empecé por lo que ya conocía: el Ho’oponopono, técnica que provenía de los Kaunas hawaianos. Comencé con su práctica, empecé a tomar responsabilidad y poco a poco necesité algo más. No me conformaba con lo que sabía, necesitaba mucho más.

Como no hago más que viajar, en uno de mis viajes en el grupo se empezó a debatir la conexión de Mount Shasta y Lemuria y  la posible ubicación de esta perdida civilización.  Así,  Lemuria hubiera estado ubicada en el Pacífico, siendo las islas de Hawai posible tierra lemuriana.  Poco a poco, mi interés por esta tierra se hizo cada vez más fuerte.

Como ya estaréis imaginando, mis deseos por realizar un viaje a Hawai palpitaban en mi corazón y le ganaban la batalla a mi combativa mente. ¿Cuándo sería posible? ¿Cómo podría ir a este lugar? ¿Qué más conexiones necesitaría en mi vida para que esto se realizara?

Al entrar en el mundo de las coincidencias, sabrás por experiencia que éstas no llegan nunca solas, son parte de un todo, y cuando no las escuchas, se repiten y repiten para que aprendas de ellas. Así fue como en mi estudio de la Diosa, sus facetas y sus caras, llegó a mi vida Pele, Diosa del fuego, las pasiones y los volcanes. Su fuerza y sus leyendas embaucaron mi alma. Su aura e influjo viven en  islas de Hawai.

En la vida todo viene de la mano, y por fin este año mi sueño se realiza. Una experiencia única, retomo el contacto de un experto a quien desde hace años le seguía la pista, y me embarco en la aventura de Nadar con Delfines en Hawai. No os podéis imaginar mi sorpresa cuando mi destino me lleva sin remedio a este maravilloso lugar para vivir una de las experiencias, según creo personalmente, más poderosas de una vida.

Me habían hablado y había  leído mucho sobre los Delfines. Miles de controversias entre los ortodoxos, las protectoras de animales, los que creen en su procedencia no terrenal. Pero nada es comparable con la magia de tenerlos delante, de rozar su piel, de sus juegos en el agua, de su sensibilidad… sólo de pensarlo me suspira hasta el alma.

El delfín lleva inherente en sí mismo el significado de la comunicación; el juego es su bandera y su mejor forma de acercarse a nosotros. Nos trae a nosotros las enseñanzas de las aguas de la vida. Nadar junto a ellos se convierte en una de las mejores experiencias que el hombre puede realizar, llegando a ser una de las más poderosas, pues con ellos llegas a sentir cómo puedes comunicarte casi por telepatía.

Para muchos, los Delfines no son animales de este mundo, los sonidos que transmiten,  su forma de comunicación, son considerados mantras sanadores y con ellos emanan energía sanadora por medio de las ondas electromagnéticas que estimulan nuestro cuerpo. Todo esto aunque con muchas evidencias, no llega a estar probado científicamente, y es en este punto (como muchas veces) en el que Ciencia y sentimiento no van a la par. La experiencia me dice que no hay nada como ponerte delante de un delfín y dejarse llevar por la energía que transmiten.

Si ya has estado con ellos, si has vibrado, si los has sentido y tocado, sabes de lo que estoy hablando, esta experiencia que te llega al alma es difícil de olvidar. Así podría asegurar que tu conexión con ellos no fue frugal y tus sensaciones aún perviven en ti. Sus juegos te ayudaron a comprender y entender mejor el ritmo de la vida, liberaste emociones intensas y te transmitieron un equilibrio que poco a poco se instala en tu vida.

A parte de mis experiencias con delfines, he escuchado y sentido las que me han contado compañeros de viaje y de camino. Las mías han sido sutiles comparadas con las que a muchos hombres les hace sentir. La marca inolvidable que les ha dejado en su vida es palpable en su cara cuando comparten su sentir y reviven la experiencia de la inmersión en el mundo del delfín. Me han llegado a contar que es posible dejarse llevar de tal manera que llegas a perder la noción de dónde estás, llegando incluso a poder llegar a un estado alterado de conciencia.

Siempre necesitamos vivir la experiencia para poder comprender lo que de lejos parecen simples creaciones de la mente. Ya sea en Hawai, en Waikiki o en Mallorca, te insto a sentir por ti mismo si la realidad que comparto es tuya también.

Termino estas líneas con unas palabras  del  filosofo griego Plutarco, para que con ellas puedas reflexionar profundamente sobre un animal inteligente, poderoso y muy amigable: “Los caballos y los perros que hemos domesticado se han vuelto nuestros familiares sólo porque los alimentamos. El delfín es el único animal cuya amistad es desinteresada: él simplemente quiere ayudar al hombre”.

Susana Ortega

http://www.viajessagrados.com

Artículo publicado en la revista Espacio Humano, octubre de 2010.

1 Respuesta »

  1. sois admirables .me uno a vosotros
    abrazo de amor y luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recomendamos

Viajes que nutren el alma

Nº visitas a nuestro blog

  • 305,672 visitas
A %d blogueros les gusta esto: