Ponte al Día

Cuento: El padre, el hijo y los clavos.- Tolstoi

Un padre entregó a su hijo un puñado de clavos, una tabla, un martillo y le dijo.

- Cada vez que tu conciencia te diga que has hecho o dicho algo que no esta bien, clava un clavo en la tabla. Cuando hayas terminado me avisas.
 
A pocos días, el niño llevó al padre la tabla llena de clavos.
 
- Bien dijo el padre, y mientras tomaba el martillo de la mano del niño le dada una tenaza, agregó:
 
- Ahora te propongo otra cosa. Cada vez que estés seguro de haber procedido bien, arranca un clavo.
 
En menos tiempo que le había llevado clavar los clavos, el hijo volvió con la tabla vacía.
 
- Los desclave todos papá, – exclamo con mucha alegría. El padre lo abrazó y le dijo emocionado:
 
- Me siento feliz al comprobar que en tan corto tiempo has logrado compensar tu proceder anterior.
 
Pero si observas la tabla verás que cada clavo ha dejado su huella. Recuérdalo. 
 
Lev Tolstoi

2 comentarios »

  1. esta muy lindo este cuento

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nº visitas a nuestro blog

  • 105,717 visitas
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.822 seguidores

%d personas les gusta esto: